Pero la vida fue bonita

Estoy a dos centimetros de sus labios y entro en contacto suavemente con la punta de su nariz
Todo el charco sucio de mi vida parece evaporarse y pertenecer a otro
Eleva mi cuerpo y posa mi pecho sobre el suyo
Un brazo rodea mi cintura distrayéndome mientras escala mi espalda con la yema de sus dedos
Lentamente me deslizo hacia su cuello
Caliente
Descubierto
Y solo en ese momento
Con la oscuridad de testigo
Me revela que el mundo es fantasía
Que lo único real que existe
Está en el inexplorado hueco entre sus labios
Y me maravillo de su voz
De su aliento en mi cuello
Cuando su respiración me susurra
"Has perdido completamente la cordura"

No hay comentarios:

Publicar un comentario