Mi cuerpo es mi templo y por ello perfumo, decoro y amo el único lugar que siempre será mío

Y a ratos, de quién yo desee

No hay comentarios:

Publicar un comentario