Tenía una sonrisa triste pero mortal

Se pasó toda la noche huyendo del lobo
Siempre decía que él le pinsaba los talones

Los primeros destellos del alba le mostraron su sombra
Y todo cobró sentido

No hay comentarios:

Publicar un comentario