Tanto veneno en el pensamiento solo se podía curar con veneno en la sangre

O en los labios

No hay comentarios:

Publicar un comentario