Necios pensamientos

Arriésgate tú, que yo ya no puedo.
Qué triste morir sin morir, sufrir por tener miedo a sufrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario