Una vieja caja de cerillas

He sentido como el otoño intentaba enfriarme la piel. He intentado. Prometo. Intentado ceñirme a todo esto. Pero el matiz es demasiado opaco. Ya ni la inspiración podrá salvarme. Y sí, pobre Nerea; ¿Dramatizarás todo hasta el lecho de tu muerte?


No hay comentarios:

Publicar un comentario