Si pudieras verte con los ojos que te veo, en vez de en el espejo, no conocerías jamás el complejo


Quizás, sea por el dolor... por tanta hemorragia interna.
Estoy enjaulada, atrapada e infeliz desde hace mucho.
Te quiero, y no te tengo. Te anhelo y estas tan lejos... y me sigo preguntando  cuánto durará este capricho tan dañino. Me pregunto qué día volverá mi ser... y me cuestiono el echo de si llegará el momento en el que al fin grite, ya no te necesito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario