Odio el sonido que hacen los adiós cuando salen de tu boca.

Temo, extrañar demasiado tu ausencia después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario