No querer aprender de las heridas.


Cobardes, esa palabra nos define a todos a la perfección.
Pero solo quiero decir, que nadie logró ser feliz, engañándose así mismo e intentando dejar una vida atrás.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario