Lo que tenga que llegar llegará, y prefiero que lo haga sin llamar a mi puerta.


No quiero huir, pero tampoco quiero estar así. Necesito evadirme de mis pensamiento e ilusiones.
Quiero pasarme un tiempo sin pensar en el amor... me queda mucho por sufrir, pero contra más tarde, mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario