impotencia al recordarte.

Sé que me cuesta aceptar que no todo es tan fácil sin ti.
Que te has hecho indispensable en mis días, y que sin tu presencia en ellos,  no es lo mismo.
Así que, no me digas que no te echo de menos, porque las 12 horas del día, por mucho que me joda te tengo en mi mente..
entonces, por favor, no me hagas reconocerte lo, porque ni a mí misma puedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario