Extraño tu presencia a todas horas.


Porque ahora sé que no podría vivir sin tus caricias, sin tus besos, sin tus abrazos, sin tu sonrisa, sin tu picardía, sin tus celos... Sin ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario